Convivencia y Seguridad Ciudadana

El ejercicio responsable de las libertades individuales, no solo contribuye en la disminución de situaciones de conflicto, también puede servir para la promoción de relaciones positivas y de progreso entre las personas, con lo cual se generan condiciones que favorecen la sana convivencia y la seguridad ciudadana en nuestra sociedad, porque se puede construir confianza entre las personas, si todos respetamos las mismas reglas, además, mediante el diálogo y la concertación podemos conseguir mejores dinámicas de convivencia ciudadana e intrafamiliar.

Es nuestro deber como ciudadanos asumir en primera instancia nuestra protección frente a las situaciones que pueden causar daño o perjuicio a nuestra integridad y frente a los elementos que afectan el desarrollo de una vida en óptimas condiciones. También debemos actuar de manera responsable para evitar hacerles daño a las demás personas o afectar los bienes públicos de nuestra ciudad.

Sin lugar a dudas, como consecuencia del conflicto armado en nuestro país, y por la falta de condiciones de progreso a nivel nacional, como en países vecinos, la capital de la república ha recibido un gran número de compatriotas de muchos lugares de nuestro país, al igual que extranjeros, consolidándose como un lugar que brinda oportunidades de progreso, por lo cual es necesario comprender que todos los habitantes de Bogotá sin importar su lugar de origen, son parte de esta ciudad y como tal, tienen derechos y deberes que deben respetar, porque en el entorno urbano todos estamos interrelacionados y podemos impactar positiva, o negativamente, de manera directa e indirecta a los demás.

Al promover el fortalecimiento del sentido de pertenencia y amor por Bogotá, y por Colombia, no se pretende anular las particularidades, la cosmovisión y el arraigo de nuestros connacionales a sus lugares de origen, o de los extranjeros con sus respectivos países, pero estas características propias de sus lugares de origen no deben ser un obstáculo para pasar de la simple coexistencia a una convivencia ciudadana segura y enriquecedora en el marco del respeto por la diferencia.

A todos nos interesa salvaguardar nuestra salud, nuestra integridad, y a todo nuestro entorno familiar, entre otras cosas, por lo que no debemos desconocer que  siempre habrán personas que causaran daño, algunas lo harán de manera intencional en el desarrollo de actividades delincuenciales, mientras que otros quizá lo harán por accidente, o por negligencia, como ocurre en los casos de violencia vial, sin embargo, cualquiera sea la situación, debemos observar siempre medidas de protección, actuar con prudencia y con mucho respeto por los demás, para evitar ser objeto de daño, o dañar a otras personas.

Compartir